INSTITUCIONAL

Somos una Comunidad de Aprendizaje

La educación es un proceso dinámico y abierto a la comunidad, una posibilidad privilegiada para realizar procesos de aprendizajes y avanzar en la configuración de la persona y un elemento fundamental del cambio social.

El Colegio busca ser una Comunidad de Aprendizaje donde cada uno/a aprende tanto desde su rol de educador como de estudiante. Este aprendizaje se desarrolla en una interacción constante, de reflexión acción y de acción reflexionada.

Ser una Comunidad de Aprendizaje implica:

  • Estar en diálogo permanente con el contexto.
  • Situar al alumno/a en el centro de la acción pedagógica.
  • Conformar un cuerpo docente y técnico con sólida formación en un clima de reflexión pedagógica, búsqueda conjunta y formación continuada.
  • Generar espacios de diálogo y aprendizaje en la articulación de la fe y las culturas en un horizonte de solidaridad.
  • Generar climas y estilos cálidos y humanos, fortalecedores del encuentro, de la construcción colectiva y del acompañamiento integral del alumno/a.
  • Estar en diálogo permanente con las familias.
  • Estar comprometidos con la transformación social a través de la tarea educativa.

Todos nuestros alumnos tienen diversos estilos y capacidades de aprendizaje, siendo integrados en un mismo proyecto educativo, donde las actividades están orientadas hacia una cultura de solidaridad.

Este plan integrador los enriquece en una educación de óptima calidad para todos. Los prepara para participar activamente de una realidad diversa, que invita al diálogo y a una construcción ética y responsable que supera los individualismos.

Todo esto se fundamenta en el valor de la persona humana. En el respeto por las diferencias culturales e intelectuales de cada uno. En el derecho que todos tenemos a una educación de calidad que ofrezca oportunidades para el desarrollo de nuestras potencialidades creativas.

Nuestra certeza está basada en una larga trayectoria educativa, la fe y la confianza en todos los niños y jóvenes y en su capacidad de crear juntos, guiados por sus educadores y apoyados por sus familias, en una comunión de esfuerzos y en un trabajo paciente y continuo.

Aspiramos a que todos nuestros alumnos puedan desarrollar sus capacidades, de acuerdo a sus características personales, a través de la enseñanza que el centro les brinda, en un ámbito que promueve el aprendizaje significativo y se propone hacer dialogar la fe y las culturas.

Apostamos a una Educación en y para la diversidad-